Pola es el retrato de un niña que descubre y explora una sexualidad que es compleja desde la primera página. Se obsesiona con un amor que apenas balbucea lo que ella quiere escuchar. Erotiza las relaciones y emociones que la invaden con la perversidad de una pequeña que juega a ser adulta con la mirada inocente. Wen es el velero que la hará navegar a un océano de sensaciones que la exceden y la traumatizan, haciéndola perderse y naufragar en una isla de la que tendrá que aprender a salir por su cuenta.

Pola, increíble pendeja kamikaze, con sus enormes dientes de perro, cela por Wen, destruye por Wen, muere la pequeña muerte por Wen y el Amor la confunde. La delgada línea entre el Amor y la obsesión se vuelve aún más confusa cuando María de las Flores Pútridas comienza a crecer como un cáncer en su cabeza.  Los sentimientos “de niña” se complejizan, maduran, crecen con Pola, divina Pola, hermosa Pola, nadie imagina lo que esconde su ternura exterior. Pola es esposa, Pola es viuda, Pola no tiene sexo, ni edad; Pola existe para Wen a pesar de Wen, porque Wen es un pozo y todo gran amor está destinado a la muerte.

Por momentos sentimos que Pola está verdaderamente sola pero estamos ahí con ella, leyéndola, y sentimos culpa de excitarnos con su amargura. La atrapante narrativa de Lorena Arabia copula con la poesía y numerosos párrafos podrían ser los versos de un poema. Esta novela plasma la maduración de una prosa poética singular y prometedora cuyo personaje principal hará eco en nuestras propias historias. Pola, publicada por primera vez en un blog, da voz a una generación que encontró en el formato digital un medio de expresión y de encuentro eficaz. Luego de grandes odiseas, esta historia llega al merecido formato impreso, ya que la escritura, la lectura y el amor son acciones solitarias que se reúnen, únicamente, en un libro.

WP Feedback

Dive straight into the feedback!
Login below and you can start commenting using your own user instantly

Pin It on Pinterest