CAPÌTULO I: Amar su ausencia

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

INDICE

CAPITULO I

I.1. Divina Pola: informe psiquiátrico de una divinidad

La paciente Pola manifiesta que concurre por control de medicación, dado que dejó a su anterior psiquiatra ya que se consideraba medicada en exceso. Refiere que hizo varios tratamientos psiquiátricos a partir de los 16 años.Se realizaron sucesivas entrevistas y toma...

I.2. Una pendeja, tres corazones

La primera vez que me explicaron la vida, me la explicaron con tres corazones.Todos los domingos, en la escuelita dominical de la iglesia, tres corazones de cartulina pegados en la pared, grabados a fuego en mi memoria. Primero el corazón negro, que es con el que...

I.3. La Increíble Pendeja Kamikaze y la niña de los rizos rubios

Uno de mis primeros recuerdos de la infancia. El primer conocimiento de culpa: niña, tu curiosidad te ha llevado a realizar con total ingenuidad algo que los adultos consideran aberrante.Polita tiene 5 años.Polita entra al baño del jardín de la mano con la niña de...

I.4. La seductora madre del padre y la Pendeja Kamikaze

Ella, viuda del primer muerto que me cargué a la espalda.En el principio, fui su objeto.-Su muñeca, su favorita, la única nieta mujer-En el principio, fui el objeto de su seducción.-La criatura consentida de la criatura consentida: “Sé igual a mi”-Y ella, ella siempre...

I.7. La Increìble Pendeja Kamikaze aprende la envidia

A la salida del colegio, todos se van a almorzar con sus amigos. Yo sólo tengo a Wen y a Wen lo espera en la vereda, con cara de estùpida, María de las Flores Pútridas.Wen se acerca, la besa y acaricia su cabeza con ternura. Como si fuese una niña, un objeto preciado:...

I.8. El cuerpo objetuado y las visitas al médico de guardia

El cuerpo ha sido, en ocasiones, un objeto fuera de mí.Como si tallara la historia, la violencia fueron líneas rojas, luego moradas y después blancas en mis brazos. Sólo a través de él se puede dejar asentado en el mundo físico, las ansias devoradoras, la crueldad del...

I.9. La locura y la burocracia emocional

La supervivencia exige practicidad, es sólo eso, nada más que eso, nada más.Sólo la vida, como debe ser.Esta soy yo tomando el control de la situación.Esta soy yo lidiando con la angustia existencial propia del ser humano.-¿Para eso también tenés un manual?-Lo único...

I.11. El Padre de la Madre y la intuición de muerte

Poco antes de que el Padre de mi madre muriera repentinamente de un ataque cardíaco, fui a su casa a hablar con él. Esto era increíblemente infrecuente, yo sólo iba a su casa cuando había una multitudinaria reunión familia.Nunca fui sola a su casa.Nunca hablamos.Fui...

I.13. Primer acto de inmolación de la Pendeja Kamikaze

Llevaba un mes de novia con Wen cuando decidí, porque si, que era necesario dejar de ser virgen.Decir “porque si” es decir, en realidad, que fue uno de esos instantes donde todo para mi cobra sentido y el próximo paso es irrefutable. Pero yo pensé, me tomo una...

I.14. La primera infame aguja en su corazón de alfiletero

No suelo dormir en la casa de otras personas. Puedo pasar la noche ahí, pero en realidad no duermo. Tampoco dormía cuando pasaba la noche en casa de Wen los primeros meses.Wen dormía, siempre duerme. Yo no dormía, nunca duermo.Recorría la habitación, extraña. Una...

WP Feedback

Dive straight into the feedback!
Login below and you can start commenting using your own user instantly

Pin It on Pinterest