Sé que te enfermo. Sé que pudro todo cuanto me ama. Sé que me retuerzo y la realidad se retuerce conmigo.

-El verdadero amor se vuelve idóneo con los años-

No te fíes de mí. No dejes caer todas tus defensas, todavía puedo arruinarlo todo, sólo para vos.

Puedo dar amor, puedo dar amor, puedo dar amor. Tal vez sólo no merezco amor, tal vez sólo tengo que retorcerme un poco más y arrancarte las palabras de los labios. Tal vez tengo que enfermarte para que no huyas de mí.

Tal vez tengo que pudrirte la cabeza para que no huyas de mí.

Besarte así, torcer, tironear, lamer, apretar, morder. Primitivo instinto de supervivencia. Caos, caos y demencia. Retorcer la realidad otro tanto. Adorame, no acepto menos por semejante danza, por esta realidad que moldeo con mis propias manos para vos.

Por perdonar y sangrar.

Por dejar mi corazón debajo de tu almohada.

Haber sido despojada por la brusquedad de tus dedos. Vomito tentáculos de mi vientre y no logro alcanzarte.

¿Quién es el más cruel de los dos? Si dejase que me atraparas, ya no me querrías.

¿Quién es el más cruel de los dos? Si no ocultase algo, ya no me querrías.

¿Quién es el más cruel de los dos? Te gusto oscura, te gusto infantil, caprichosa, frágil, dura, implacable, astuta, temperamental, caliente, fría, obscena, egoísta, digna, patética.

Digo “protegeme” y le clavo los dientes a la vida. Digo “protegeme” todos los días. Digo mil mantras todas las noches. Digo todo lo que no se debe decir y un poco más. El mundo me frustra, todos tienen tanto miedo.

Torcer solo un poco tu mente, tu destino, hacia estos brazos de santa excomulgada.

WP Feedback

Dive straight into the feedback!
Login below and you can start commenting using your own user instantly

Pin It on Pinterest