Me encontré soñando despierta con acurrucarme en la tumba de mi padre.

– Una tumba no puede rechazarte-

Envejecer no es más que el proceso de convertirse en símbolo, hasta el punto en el que nuestra materia no es necesaria en este mundo.

Mi padre tiene la lengua azul. Mi padre es ahora omnipresente, puede juzgarlo todo.

¿Vas a desaprobarme ahora también?

Mi padre castra, echa duras miradas, da y quita, reina el universo, es el camino a Dios.

No,  los muertos no abrazan, los significados no abrazan, los símbolos no abrazan ¿Cómo vas a reparar el daño ahora?

Extraño tu rostro, lo siento, extraño tu rostro. Intento borrar cualquier rastro de ternura. Has sido un monstruo.

– Eres un símbolo lacerante-

He olvidado las palabras que te susurré al oído. El secreto del muerto, lo he olvidado.

El muerto se viste de misticismo, maldice desde las alturas ¿cómo es el rostro de los santos?

El muerto sonríe y llueven palomas muertas sobre mí, lo he soñado hasta el cansancio.

El humo pagano del senko me asfixia.

Me encuentro insensibilizada.

WP Feedback

Dive straight into the feedback!
Login below and you can start commenting using your own user instantly

Pin It on Pinterest