Soy una mujer que no puede más de no poder mas.

Años muda. Tu rostro me calma. Tu rostro me tranquiliza.

Años metida en una camisa de fuerza.

Tu rosario en mi entrepierna húmeda.

¡¿Quien va a callarme ahora?! ¡¿Que destino va a amordazarme?!

¡Arder!, ¡Arder!, Ardo yo, arde Roma.

Padece el cuerpo todo eso que a la mente no la toca. Mi languidez, mi orina oscura y fuerte, mi cuerpo que se resiste a los orgasmos.

Voy a morir a tu cama, no entendes, voy a morir a tu cama. Ver tu rostro, estar tranquila, morir lánguida, morir fluidos y orina, morir de amor, Perro, adormecer la mente con palabras dulces, para no morir de bronca.

Escribo como hablo, escribo como quien con un cuchillo alzado.

Si tengo que ver, si tengo que pensar, si me doy cuenta Perro, si me doy cuenta-

La pulsión en los dientes.

-Morder, devorar, asesinar-

Venganza.

Si no voy a morir a tu cama, Perro, si no veo tu rostro tranquilo-

Matar o morir.

Si tengo que preguntar ¿Qué hicieron de mi? Si te tengo que contar lo libre que era, lo dulce que era, lo desnuda que era.

Si tengo que ver estos caparazones que no son propios de mi y preguntar ¿Qué hicieron de mi?

Rendir cuentas.

¿Cómo hago para no morir de bronca?

Tu rostro. Tus ensalmos. Tu presencia. Tu guitarra y tus poemas. Tu rostro caliente de desesperación desesperada. La forma en la que explicas las cosas. Tu vida diferente a la mía, tu esencia tan parecida a la mía.

Yo te miro y te amo sabiendo que primero tengo que salir a matar, para después ir a morir a tu cama.

Escribo con dificultad, escribo como quien con un cuchillo alzado.

Voy a matarlos, voy a matarlos, voy a matarlos.

WP Feedback

Dive straight into the feedback!
Login below and you can start commenting using your own user instantly

Pin It on Pinterest