Copio unas palabras re piolas que escribió Alejandro Margulis sobre la novela y el tiempo en el que la trabajamos juntos. Cosacuriosa, el nombre “Pola” se lo robé a la que entonces era su perra, que si bien rompía bastante las pelotas mientras trabajábamos, yo la amé y me pareció bien inmortalizarla.

“Conozco este libro desde su gestación, cuando la bella Lola Taichou vino a mi estudio a trabajar una suma de historias fuertes, iniciáticas y bizarras: durante meses leímos y releímos juntos, discutimos y acordamos, y luego ella agregó y quitó, pulió y decidió. No me acuerdo si nos encontrábamos de mañana o de tarde, y si mi memoria no falla esto ocurrió, por lo menos, un par de años atrás. La autora era rubia en esos días y usaba mucho cuero. Ahora la he visto morocha por el FCB y cada tanto nos encontramos en el chat. Cuando me contó que finalmente ese sueño de libro se iba a convertir en la realidad de ahora me emocioné mucho. Ella y yo sabemos cuánto hay de verdad y cuánto de su gran ingenio en esta historia que hoy está llegando a sus lectores en el formato que se merecía. Quienes lleguen a este libro y no conozcan personalmente a su autora, se van a sentir gratamente perturbados porque esa fina línea que separa lo imaginario de lo real acá se cruza todo el tiempo, y aunque nunca se sabe bien dónde, cada ida y cada vuelta de una zona a otra deja su rastro y eso, que es erótico y que es mortuorio, que es prudente pero también salvaje, sigue creciendo en la mente del que lee, como únicamente sucede en los libros llamados a perdurar. Por mi parte, hoy que veo su historia convertida en libro (por ahora en tapa) me desayuno de algo bastante importante que nunca había preguntado: quien lo firma es una escritora que así empieza, y que se llama Lorena Arabia. No Lola, como siempre creí. Bellamente “Pola”, te doy la bienvenida a mi biblioteca selecta de Ayesha Libros!”

WP Feedback

Dive straight into the feedback!
Login below and you can start commenting using your own user instantly

Pin It on Pinterest